Clarkson, Nwaba lideraron el triunfo ante los Timberwolves

1 Los Angeles

Los Angeles News & Search

1 News - 1 eMovies - 1 eMusic - 1 eBooks - 1 Search

LOS ÁNGELES – “Elevamos la intensidad”.

Con Shaquille O’Neal y su familia sentados en la primera fila detrás de uno del aro adyacente a la banca de los Lakers, los jugadores del equipo púrpura y dorado se contagiaron de la energía en STAPLES Center para cortar su mala racha.

Tras una primera mitad deslucida, el ingreso de David Nwaba y Larry Nance, Jr. le cambió la cara y el temperamento al equipo, encendiendo la mecha de lo que terminaría siendo una remontada de 15 puntos, acentuada en el primer tiempo suplementario de la temporada.

“Creo que hubo mejor energía en el edificio debido a Shaq y lo que pasó hoy”, opinó Luke Walton. “No pudimos canalizarla hasta la segunda mitad, y sobre todo cuando entró la segunda unidad y comenzó a defender. Una vez que empezamos eso, el edificio fue eléctrico. Fue muy divertido”.

Jordan Clarkson, en una noche encendida, lideró al equipo ofensivamente, y sus 35 puntos se convirtieron en a mejor marca de su carrera. El producto de Missouri, haciendo las veces de base en los últimos partidos, estuvo intratable de larga distancia, conectando en ocho de 10 intentos en triples, y colaborando con cinco asistencias.

“Él fue increíble”, dijo Julius Randle. “Jugadas de cuatro puntos, triples con tablero y ese tipo de cosas. Les dio el paquete entero”.

La frase del comienzo aplica al equipo y a su actuación personal.

Clarkson venía de una producción de cinco puntos – con solo una canasta – el martes ante los Clippers, y tras el juego Luke Walton le había pedido un aporte mayor.

Su puntería hizo el trabajo, y permitió al resto de su juego florecer, tanto en la conducción como en el juego defensivo. Clarkson disputó 47 minutos, y con él en cancha los Lakers terminaron +17.

El otro gran protagonista, mucho más silencioso pero igual de efectivo, fue nada menos que Nwaba. El escolta continúa su temporada de ensueño y fue clave en sus 26 minutos en cancha. Con él los Lakers estuvieron +19, y su efecto fue mucho más allá de los 10 puntos conseguidos – que además fueron su mejor marca en la NBA.

“David hizo un gran trabajo…fue espectacular”, aseguró Walton, quien agregó que pese a que Brandon Ingram tenía dolor en su rodilla, probablemente tampoco hubiera sacado al producto de Cal Poly-San Luis Obispo de todas maneras.

Clarkson no ocultó la felicidad por el presente de su compañero.

“Es una locura”, dijo. “Me dijo más temprano que confiaba en que iba a estar en esta posición. Es bueno ver a alguien venir desde la D-League, un chico de L.A., y tener muchos minutos y hacer grandes jugadas para nosotros. Hemos tenido algunas noches duras. Tuvo que marcar a LeBron (James), Kyrie (Irving), (Andrew) Wiggins. Es una buena manera de ser lanzado al fuego para empezar tu carrera NBA”.

La noche, en general, fue positiva desde casi todos los ángulos. Randle tuvo un pasaje fundamental sobre el cierre del tiempo regular, con un tapón en el canasto propio y una canasta crucial en el aro contrario.

El ala-pivot no solo tuvo 23 puntos y 12 rebotes, sino que por segunda vez en su carrera conectó dos triples.

D’Angelo Russell también mejoró mucho tras el descanso, y lideró al equipo con seis asistencias y buena defensa en el tramo final.

Los Lakers cortaron de esta forma una racha de seis derrotas al hilo, y volvieron al triunfo en casa tras una sequía de 52 días.


1 Los Angeles

Los Angeles News & Search

1 News - 1 eMovies - 1 eMusic - 1 eBooks - 1 Search


Leave a Reply